top of page
  • Foto del escritoralberto

Guía de supervivencia invernal para una piel saludable


Con la llegada del invierno, el clima frío puede desencadenar una serie de problemas para la piel, desde sequedad y enrojecimiento hasta irritaciones y agravamiento de condiciones preexistentes. Sin embargo, con la orientación y los productos adecuados, se puede mantener una piel sana, hidratada y radiante durante toda la temporada.


La médico dermatóloga Paulina Grandi, vocera de Laboratorios Galderma, ofrece algunos consejos junto con soluciones prácticas, para ayudar a enfrentar los desafíos del frío y lucir una piel hermosa en todo este invierno.

Efectos más frecuentes del frío en la piel

Según la Dra. Grandi, el frío reseca la piel debido a la vasoconstricción, lo que reduce el flujo de nutrientes y oxígeno hacia esta, esto se suma a que, durante el invierno, el recambio celular se ralentiza y tienden a acumularse células muertas. Asimismo, los cambios bruscos de temperatura pueden empeorar enfermedades como la rosácea al aumentar las telangiectasias o arañitas en la piel, especialmente en las mejillas.

Cómo cuidar la piel durante el invierno

Es fundamental proteger la piel del sol incluso en invierno, por lo que la Dra. Grandi recomienda el uso de fotoprotectores como Cetaphil Sun. Además, sugiere hidratar la piel con productos más oleosos y frecuentes, como el gel crema calmante de Cetaphil. No se debe descuidar la protección del dorso de las manos para evitar la dermatitis, así como el uso de cremas de barrera y guantes para prevenir sabañones debido al frío.

Mantener una rutina de cuidado constante


Es crucial tener en cuenta que, durante el invierno, la piel enfrenta múltiples desafíos que pueden afectar su salud y apariencia. Si se descuida la rutina de cuidado de la piel durante esta temporada, el aspecto de la piel puede deteriorarse y será más desafiante restaurar su salud y apariencia hidratada en el futuro. Por lo tanto, es fundamental mantener una rutina constante de cuidado de la piel durante el invierno para preservar la salud cutánea a largo plazo y minimizar los efectos adversos del clima frío.

Estos consejos mantendrán la piel sana, hidratada y protegida del frío, sin embargo, la especialista hace énfasis en asistir a la consulta dermatológica en caso de que exista alguna necesidad específica de la piel.



0 comentarios

Kommentare


bottom of page